En la naturaleza de todo fotófilo existen una serie de características inherentes a su ser.  Entre ellas podríamos enumerar el odio a los días nublados, el amor al mes de marzo y la obsesión casi enfermiza de no malgastar un solo papel. Ni siquiera un post it.

Esta última característica es sin duda una de las más reconocibles. Un fotófilo nunca usará ningún folio en blanco para escribir anotaciones o mensajes, sino que reutilizará la esquina de algún folio que ya ha tenido algún uso previo.

Es por ello, que tras un tiempo de presentar 4 o 5 copias de proyectos de más de 100 páginas para una misma convocatoria, desde Fotofilia producciones hemos iniciado una cruzada contra la presentación de proyectos en papel.

¿Por qué enviar varias copias de un proyecto con el consiguiente gasto en papel, encuadernación y envío, pudiendo mandar un cd/dvd?

Por suerte, muchos organismos oficiales permiten la presentación online de los proyectos, pero todavía hay otros muchos cuya presentación es en papel, haciendo que los fotófilos piensen, cada vez que imprimen una nueva copia del proyecto, en un árbol siendo talado en alguna parte del mundo.

Así que desde aquí animamos a todos los organismos, certámenes y premios a que sean un poco más fotófilos y permitan la presentación digital de los proyectos. Y a todos aquellos que los presentan, que antes de darle al botón de imprimir soliciten la posibilidad de presentarlos en formato digital. Nosotros ya hemos ganado nuestra primera batalla, esperamos que la primera de muchas.

no mas proyectos en papel

¡Au! ¡Au! ¡Au!

Esperamos que hayáis pasado unas estupendas vacaciones y que hayáis tenido tiempo de descansar, comer mona de pascua y volar el cachirulo. Sin duda esto último ha sido fácil estos días porque, al menos en Valencia, ha soplado el viento.

Mi Hermana la pequeñaCuando rodamos Mi hermana pequeña no tuvimos tanta suerte. Durante la preproducción contactamos con varios expertos en cometas y todos nos dijeron que hacer volar el cachirulo en el tiempo que era el rodaje iba a ser difícil, y es que por si no lo sabíais, en los meses de invierno es cuando más se complica el hecho de volar una cometa.

Así que nos plantamos en el rodaje con una turbina de aire, ventiladores y cualquier cosa que nos ayudara en la misión de hacer volar esa cometa, pero no funcionaba como esperábamos, así que al final, la solución fue la más sencilla y sin duda eficaz. Una caña, un poco de hilo y a volar el cachirulo. Y es que a veces las cosas complicadas tienen soluciones muy sencillas.

¡Feliz vuelta al trabajo!

Cuando voy por la calle y veo mi coche siento ganas de abrazarlo. Hasta ahora, ese comportamiento anómalo carecía de explicación. Ni conductistas, ni etnólogos ni antropólogos han podido esclarecerlo. Para paliar esa lamentable laguna en el mapa del conocimiento humano, es imprescindible tener en cuenta los siguientes elementos:

-Mi coche me ha acompañado los últimos veintiocho años.

-Tiene quinientos mil quilómetros.

-Lleva un año aparcado en el mismo sitio.

-Para la policía local es un residuo urbano. Eso pone en las pegatinas que periódicamente le colocan amenazando con llevarlo al desguace,

-El polvo, las cagadas de paloma y las abolladuras de la carrocería le dan un aspecto indefenso e inquietantemente enternecedor.

 Todo lo cual plantea una pregunta insoslayable:

¿Se puede querer a un coche?

 

Gracias al IVAC, contestar adecuadamente a esta cuestión nos va a resultar un poco más fácil.  Y lo haremos con 505, o por qué adoramos los objetos, un proyecto con el que hemos conseguido  una ayuda a la escritura de guión del Instituto Valenciano de Cinematografía (IVAC).

505 es un documental peculiar. Su tema no tiene ninguna relevancia histórica. Tampoco pretende denunciar injusticias sociales o divulgar misterios científicos. Ni siquiera salen animalitos. Un coche viejo y su dueño es su modesto punto de partida. Igual de modesto es su objetivo: explicar por qué nos encariñamos de los objetos. Y por qué creemos que vamos a morir un poco cuando los perdemos.

Desde aquí queremos también felicitar al resto de compañeros cuyos han sido reconocidos con las ayudas para el desarrollo de guiones de ficción y animación:

- DEJAR DE FUMAR de Emilio Martí López

- ELS PRIMER PANTALONS de Antoni Castelló Canós

- EL FRAILE Y LA PIANISTA de Mª Josefa Ruiz Fenollera

- COMIN’ HOME de Alfonso Amador Viqueira y Adán José Aliaga Pastor

- EL BIEN COMÚN de Joana Martínez Ortueta y Jorge Juan Martínez Sánchez

¡Suerte con vuestros proyectos!

La semana pasada en la Sala Berlanga del Edificio Rialto presentamos en un pitch “20$50c”, uno de los proyectos en los que hemos estado trabajando en los últimos meses. Se trata de un documental, actualmente en fase de preproducción, que investiga el valor de la vida humana a lo largo del planeta.

La presentación estaba incluida en la II Rueda de Guiones organizada por EDAV (Escriptors de l’Audiovisual Valencià) en colaboración con el Instituto Valenciano de Cinematografía. Sin duda, una buena iniciativa para dar a conocer tanto a productores como al resto de profesionales del audiovisual valenciano los guiones que han sido reconocidos con una ayuda a la escritura por el IVAC.

Aquí os dejamos el teaser del proyecto:

Nuevo video para Analiza Strategic Management. Toda una experiencia grabar a esa altura. ¡Qué vértigo!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.