Esperamos que hayáis pasado unas estupendas vacaciones y que hayáis tenido tiempo de descansar, comer mona de pascua y volar el cachirulo. Sin duda esto último ha sido fácil estos días porque, al menos en Valencia, ha soplado el viento.

Mi Hermana la pequeñaCuando rodamos Mi hermana pequeña no tuvimos tanta suerte. Durante la preproducción contactamos con varios expertos en cometas y todos nos dijeron que hacer volar el cachirulo en el tiempo que era el rodaje iba a ser difícil, y es que por si no lo sabíais, en los meses de invierno es cuando más se complica el hecho de volar una cometa.

Así que nos plantamos en el rodaje con una turbina de aire, ventiladores y cualquier cosa que nos ayudara en la misión de hacer volar esa cometa, pero no funcionaba como esperábamos, así que al final, la solución fue la más sencilla y sin duda eficaz. Una caña, un poco de hilo y a volar el cachirulo. Y es que a veces las cosas complicadas tienen soluciones muy sencillas.

¡Feliz vuelta al trabajo!